jueves, enero 07, 2010

El Camino

Nosotros somos el camino.

A veces no nos damos cuenta. Pero cada paso que damos, cada dirección que tomamos o intersección que cruzamos nos cambia.

Somos lo que la vida hace de nosotros no lo que nosotros hacemos con la vida.

No podemos controlar las cosas, igual que es un error siquiera pensar que podemos decidir lo que haremos en cualquier situación. Es un gran error pensar: "yo nunca haré esto".

Porque no nos damos cuenta y lo hacemos. Porque algo pasa y lo hacemos. Porque no somos tan valientes y lo hacemos. Y todas y cada una de las veces que nos hemos mirado en el espejo pensando que esto no me pasará a mí no era correcto.

Y eso no es malo. Mientras seas siempre capaz de andar con la cabeza bien alta. Mientras seas capaz de mirarte cada mañana al espejo y devolverte la mirada que te dás en el reflejo. Siempre llegarán tiempos mejores.

Hace cuatro años vivía una mentira. Hace tres años, mi vida era una mierda. Hace dos años no estaba contento con quien era. Hace un año y medio, me llevaba la apatía.

Hace poco más de una año que ya no es así.

Y no ha sido fácil, joder, sigue sin serlo.

Pero vale la pena.

Hace un año empezaba a ver las cosas de otra manera. Ahora aún las veo de manera más diferente.

Ahora trabajo en dos sitios diferentes - que son el mismo -, hago lo que puedo además con un negocio que llevo con mi novia - ella lo hace casí todo -, he empezado la maravillosa vida en pareja. Y además, le he pedido que se case conmingo - ¿he dicho casarme en voz alta? ¿Veis lo que os decía? - y no es nada fácil.

Hay días que lo mandaría todo a garete. Hay días que llego a casa y no tengo ganas de seguir adelante, que el peso del mundo me abruma. Pero me calmo - y eso que mi bocaza es mi peor problema -, veo a quien tengo a mi lado, veo lo que hemos logrado y lo que aún nos falta por lograr y me digo: "ha valido, vale y valdrá la pena".

Y hace tres años no me lo creía de ninguna de las maneras.

Ha habido gente que me ha decepcionado, que han echo cosas que no creía nunca que fueran capaces de hacer. Pero lo han echo ellas, no yo. Son ellas las que van a tener que vivir sus vidas, no yo. Esto me ha costado aceptarlo - complejo de arreglar el mundo supongo - pero lo he conseguido. Llego donde puedo, no más.

Hay amigos que lo estan pasando mal. Intentaré estar a vuestro lado siempre que pueda. Esto que he escrito es también para vosotros.

Y tú, mi estrella polar. ¿Que más puedo decirte que no sepas ya?
Tú eres mi camino y cada uno de los pasos que demos, lo haremos juntos.
Nos va a costar. Este año ha sido duro, y el que llega también lo será. Pero juntos todo es posible. Cada uno ha cambiado el andar del otro justo cuando menos lo esperabamos y ahora nuestro camino es distinto que cuando empezamos.

Igual que nosotros.

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Blogger Guillermo Mendoza said...

Ves como las cosas malas no duran para siempre? :D

Molas.

11:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home